Los haters odiarán esta historia.
Publicado por Porfirio Gómez el 06/09/2013
Los viernes en NEK son random!


Los "haters" (odiosos) están aquí, allá, y en todos lados. La palabra "hate" (odio) esta en el aire. Un análisis de lo que significa ser hater, y la historia de sus principios.

Basta mencionar a Justin Bieber o Lady Gaga, y todos los "haters" saldrán a odiar. Vas a ver "haters" twitteando sobre Twilight, otros pidiendo un botón "I hate this" (Yo odio esto) en Facebook, sobre el nuevo Twitter. Y el meme "Haters gonna hate" es omnipresente.

Los "haters" y ser odiado es popular entre compositores y cantantes, como Miranda Brooke y su canción "Hater", para mostrar que no hace falta ser un gángster como Biggie Smalls ó Bizzie Bone para ser odiado.

Si hay algo seguro, es que siempre habrán "haters". Pueden ser apasionados o pasivos-agresivos. Inteligentes o estúpidos. Pero hoy en día parecen estar en todos lados.

¿Cuál es su punto? "Los haters quieren ser temidos y escuchados", dice Brian Britt, profesor de estudios religiosos en la Universidad de Virginia Tech, quien, escuchen esto, estudia "La evolución del odio". "Su uso de comportamientos escandalosos están diseñados estratégicamente para llamar la atención. Violan las normas de amabilidad y el comportamiento civil con el fin de demostrar su punto".



¿Porqué los "haters" odian?


Así consiguen atención en Internet. También lo llaman "trollear". Lawrence Dorfman autor del libro "Snark! The Herald Angels Sing", un libro sobre sarcasmo y humor cruel en las fiestas navideñas dice: "la gente está totalmente harta y está buscando alguna manera de protegerse de la inundación constante de los comportamientos molestos que estamos sometidos a cada minuto de cada día... ser cruel es un mecanismo de defensa".

Hoy en día hay mucho de que quejarse, segun Dorfman. Aquí esta una parte de su lista de razones para ser un "hater":

Noticias las 24 horas del día: Un constante bombardeo de "información"

Demasiada interconexión: Twitter, Tumblr, Facebook, Chats, Mensajería, Sexo-Mensajería.

Abrumadora sensación de derecho: Somos más de 300 millones de personas en el planeta, no todos podemos ser el centro del universo.
"También creo que el aspecto sin rostro de nuestra interacción diaria da lugar a nuestro desdén colectivo por nuestros semejantes", dice Dorfman. "Con más gente haciendo teletrabajo ... sumado a nuestra ambición de convertirnos en una nación de consumidores en línea ... sumado con la fascinación por dispositivos móviles ... uno casi nunca tiene que salir de la casa. Y una vez que depende sólo de sus aparatos, el hombre siempre va a creer lo peor de las otras personas".


- Koopa Troopa un hater de 8-bits

La historia reciente de los "haters"

Yendo en contra de los movimientos culturales contemporáneos de la autoconfianza y la autoestima, las motivaciones de las personas que odian son puestas en cuestión, lo que lleva a crear páginas de Facebook con títulos como "If You Have Haters, You Must Be Doing Something Right." (Si te odian, debes estar haciendo algo bien)

El razonamiento para desear "haters": Los que te odian están celosos o envidiosos. Por lo que en realidad en espíritu son tus aficionados. Puede ir en contra de todo lo que significa ser un "hater" pero para muchas personas seguras de sí mismas resulta ser útil tener "haters". La palabra ha sido invertida, como al llamar "loco" a alguien queriendo decir que hizo algo admirable.

Ese giro creativo que le dieron a la palabra "haters" tiene su origen en la música Hip-Hop. Historiadores de este género como Marcus Reeves, explica que la palabra "hater" como se utiliza hoy en día es - en realidad derivada del término "Player Hater". Es decir, aquel que odia a todo el que le va bien en sus negocios (legales o ilegales).

La frase apareció a finales de los 90s, mientras el Hip-Hop se hacia más popular. Reeves dice: "Fue popularizado por Notorious B.I.G., quien antes de su muerte, estuvo en la cima de lo que significaba ser un "player".

Y así, mientras los raperos empezaron a verse a sí mismos como "jugadores de un sistema instalado para mantenerlos fuera", Reeves dice: "Player hater fue el término dado a aquellos que criticaban el modo de vida dónde conseguir lo que deseabas justificaba cualquier acción. Carácter distintivo de cualquier rapero o persona exitosa"

Eventualmente la frase fue recortada a "hater", dice Reeves, que abarca "cualquier persona que critica - inclusive constructivamente - el éxito de otra persona". El problema, según señala, fue que el término "empezó a utilizarse para callar las críticas de cómo se había conseguido ese éxito, como un rapero glorificando la venta de drogas bajo la excusa de demostrar a sus fans como son realmente las calles".

Y así, dice Reeves, hoy en día la palabra "hater" es utilizada para "alejar comentarios negativos o cualquier persona que se perciba trabajando en contra tuya, ya seas un rapero o una persona que luzca bien y cree que los demás están celosos de su belleza auto-proclamada"


El botón "No me gusta"


De alguna manera, esta relación hater-admirador es muy apropiada para nuestra irónica y actual época.

"Mi impresión sobre la tendencia actual anti-hater es que representa en el mejor de los casos el deseo de superar la negatividad y expresar un mensaje positivo", dice Brian Britt, "y en el peor de los casos convierte a cualquiera que no nos agrada en un hater. En este sentido, se nos induce a odiar a los haters y no ser muy crítico o pensar mucho en que está mal en el mundo".

La sociedad, dice Britt, "debe lidiar con haters balanceando los valores de la libertad de expresión en una mano, y la seguridad y dignidad personal en la otra".

Y si los "haters" algunas veces actúan como "críticos serios del statu quo cuyo comportamiento hiere a otras personas", dice Britt, "entonces serán valiosos en una sociedad libre y democrática".

Desde otro ángulo, Britt apunta que el término "hate speech" (discurso de odio) es ahora un insulto en sí mismo. "Escuchamos a políticos acusarse entre sí por incitar al odio, y en una cultura donde se premia ser civilizado y agradable - aunque sea superficialmente - no hay peor insulto o acto de odio que acusar a otro de ser un "hater".

Es ahí donde la cultura anti-hater se vuelve sobre sí misma. Agrega Britts: "La lógica va así: Odiar es malo, así que odiamos a los que odian. Pero al hacer esto nos volvemos a nosotros mismos unos haters".

Hank Stuever, crítico de TV en Wahington Post parece tener una solución. Luego de ver "I Hate My Teenage Daughter" (Odio a mi hija adolescente), Stuever publicó esta observación en su muro de Facebook: "Algo que no me gustó es la proliferación de la palabra "odio" en nuestras conversaciones. Decir "Odio esos pastelitos", o "Odio cuando las personas estacionan mal". Luego agrega: "¿Qué pasó con "Eso no me gusta"?

"Haters gonna hate" - El playlist

  1. "Playas Gon' Play" — 3LW
  2. "Hate on Me" — Jill Scott
  3. "Motivation" — T.I.
  4. "Hi Hater" — Maino
  5. "Dem Haters" – Rihanna
  6. "Hater" – Miranda Brooke
  7. "Hate Me Now" — Nas

Katt Williams y los "haters"


El comediante Katt Williams (quien les recomiendo buscar en Netflix) hace su propio análisis de que hace a una persona convertirse en hater. Y les sorprenderá escuchar que hay más haters en nuestras vidas de lo que pensamos.



En sí los “haters” siempre estarán en tu vida. No se preocupen ni se molesten por ello, eso significa que lo que estás haciendo, lo estás haciendo bien y no estás dejando dormir a la persona que desea ser como tú.

 Los tienes aunque creas que no.

-Haters!

fuente

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player




El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



Copyrigth 2017 nek.com.do. Todos los derechos reservados. Términos de uso..
Desarrollado por Odespra SRL