Guía definitiva para ser un experto en café
Publicado por Porfirio Gómez el 23/11/2015
Tomar café es uno de los placeres más mundanos a los que tenemos acceso, pero no por eso quiere decir que sea una nimiedad.


Se dice que es un placer mundano, porque es una actividad tan común el beber café que quizá no nos demos cuenta de lo que significa pasar 20 minutos tomándote un frappe, el cual debes sorber rápidamente para entrar a tu examen final en la universidad; o pasar 3 horas charlando con un buen amigo, sorbiéndolo a pequeños besos de taza hasta dejar que la porcelana se enfríe totalmente. 


Tomar café con alguien puede generar una conexión entre las personas pues es un momento de intimidad, de bajar la velocidad a la cotidianidad y conversar. Algunas veces no necesitas a alguien más para conversar, tan sólo necesitas reflexionar, volver a ti y pensar en soledad, dibujar garabatos en una servilleta arrugada, leer o cerrarte al mundo de los audífonos.

El café sirve para acompañar casi cualquier actividad, queda bien con todo y a toda hora y puede acompañar casi cualquier actividad, queda bien con todo y a toda hora.

Podemos ir a cualquier cafetería, de franquicia o no, y ver en la carta distintas variedades de preparación y de nombres que sólo parecen familiares porque siempre los ves en la pared del establecimiento temiendo que si un día lo pides, no te guste. Anímate a probar otro tipo de preparaciones a base de café, aquí te explicamos las proporciones y los ingredientes que tienen diversas bebidas famosas, y otras no tan comunes.

– Americano: Es la preparación más común, ya que sólo requiere dos partes de agua caliente, por una de café solo.

– Red Eye: Muy bebido en Estados Unidos de América, consiste en una parte de café de filtro común, más una carga de café solo. Se podría decir que es un americano para mantenerte alerta durante un buen rato.

– Iced Coffee: Tres partes de café americano, una parte de crema de café con un poco de azúcar y hielos. Una variedad tomada con frecuencia en E.U.A.

El té era la bebida más popular en Estados Unidos, relacionada con lo inglés; pero en 1767 los precios del té subieron, generando revueltas. Lo anterior es una causa de la popularidad que el café cobró en ese país.


– Caffè: Es muy popular en Italia y es elementalmente una taza con café solo. A diferencia del Americano, a este café no se le agregan 2 partes de agua por cada carga de café.

– Macchiato: Es a base del anterior, pero se le agrega una cucharada de espuma de café.

– Cappuccino: Una parte de café solo, coronada por otra parte de igual proporción de espuma de café. La diferencia entre el Cappuccino y el Macchiato es la cantidad de espuma, ya que el Macchiato sólo requiere de una cucharada. 

– Affogato: E una taza se sirve una carga de café solo y se le agrega una bola de helado.

Estas variedades son muy populares alrededor del mundo y son provenientes de Italia. En este país no es común que utilicen leche para la preparación de cafés. El café siempre solo y cargado.


– Carajillo: Es común en España y Latinoamérica. Una carga de café con un poco de licor, puede ser whiskey, ron o brandy.

– Chaqueta: Así se le llama al café que está preparado con agua de panela en Colombia. En México se le llama “piloncillo” a la panela y es parecido al café de olla tradicional de México.

En Colombia existe una región llamada “El triángulo cafetalero”, donde se da la mayor producción de café en el país. Otro dato interesante es que en ese país, le llaman “tinto” al café solo.


– Pharisäer: Para los crudos inviernos en Berlín o Hamburgo, los alemanes inventaron esta preparación que asegura no tendrás frío. Consiste en un cuarto de taza solo, un terrón de azúcar, dos pequeñas porciones de ron y crema batida en la punta. El Eisfaffee, es algo que te caería muy bien en verano.


Los alemanes son los segundos exportadores de café en el mundo, sólo después de E.U.A.


– Brauner Kaffee: Acostumbrado a tomarse en las tradicionales cafeterías austriacas, esta variedad de preparación consiste en una taza de café solo, acompañada con otra taza más pequeña con crema de café y un vaso con agua. Cuando pidas un Brauner Kaffee en Viena, te traerán una charola con esas tres cosas.


El Cafe Central de Viena es uno de los lugares con más tradición en Austria donde se sirve de esa forma el café.

– Cà Phê Tr?ng: Una variedad un tanto exótica proveniente de Vietnam, donde a una taza con café de filtro común, añaden una yema de huevo y un poco de leche condensada. 


– Yuanyang: Variedad tomada en Hong Kong, que contiene una porción de café solo, otra porción de té negro y la otra tercera parte de leche condensada. Es tan popular, que se puede tomar dicha bebida en Starbucks.

– Café Turco: Se caracteriza porque es preparado en un Ibrik, un pocillo donde se pone una semilla de cardamomo, una cucharada de café molido y agua. El cardamomo le da un toque característico que no olvidarás.

– Café Touba: Preparado con pimienta negra y clavo tiene un origen ritual en Senegal. Dicen que esta mezcla ayuda a recitar las oraciones.


Ahora que conoces algunas variedades de preparados de café, quizá te animes a probarlas en la próxima oportunidad que tengas. El café soluble no lo es todo en la vida.


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player




El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player



Copyrigth 2017 nek.com.do. Todos los derechos reservados. Términos de uso..
Desarrollado por Odespra SRL